La Dirección de Trafico de Alicante

Ayer estuve en las Oficinas de la Direccion de Trafico de Alicante para una simple consulta sobre una sanción y perdi mas de dos horas de mi tiempo. Cada vez que por una u otra razón tengo que hacer alguna gestión en dichas oficinas y a ver su funcionamiento me asalta la indignación como ciudadano. Cada mañana se congregan en el interior de unos locales insuficientes, mal ventilados, tercermundistas, colas de centenares de personas deseosa de hacer los tramites con este departamento. Esto lo estoy contemplando desde al menos 35 años que son los que llevo en la ciudad, aunque el caso es general a todas y cada una de las oficinas de Trafico. (En Madrid y otras capitales la situación es mucho peor que aqui).
 
Es inconcebible que durante mas de medio siglo y con el aumento tan espectacular del parque automovilistico no se hayan creado nuevas oficinas en ciudades importantes como Elche, Elda, Alcoy, Orihuela, Benidorm etc que deberia descongestionar las aglomeraciones antes descritas. Tienen algo bueno estas colas sirven para ver que lo que les une a los ciudadanos es mucho mas que lo que los separa ya que todos llegamos a estar de acuerdo en que es dificil hacerlo peor. Si uno quiere saber realmente el estado de la nación, basta pasarse una mañana en una de las colas susodiochas y es posible que salga maldiciendo a los politicos y gobernantes de turno. Los funcionarios que alli trabajan son los principales sufridores de este estado de cosas se les ve super estresados con rostros avinagrados al tener que soportar diariamente este pésimo ambiente de trabajo.
 
Se les llena la boca a los responsables al presumir de una gran gestión, achacando siempre al ciudadano la culpa de los accidentes de trafico, (que en buena parte es asi) pero se callan cuando tienen que rendir cuentas sobre los accidentes que podrian haberse evitado simplemente teniendo mas cuidado en el firme, trazado y señalización de las carreteras. El sistema de puntos no ha conseguido reducir sustancialmente los accidentes ya que la mayoria de las causas no son el exceso de velocidad sujeto a controles mecanicos sino a hechos mas puntuales que no se pueden corregir a base de radares y estadisticas sino que hace falta el verdadero control humano de las carreteras. Este Departamente genera beneficios por lo que deberia al menos invertir parte de ellos en atender dignamente al ciudadano. 
 
Parece mentira que con el incremento de recaudación que ha generado la nueva normativa, no hayan previsto que todo ello conlleva un incremento de medios tanto personales como de infraestructura para llevar a cabo la gestión de los nuevos procedimientos que se han visto mutiplicados por  las amplias posibilidades de recuso del ciudadano, que acude a ello a veces sin razón, como pataleo a esta situación.
Anuncios

Acerca de xcarrio

Funcionario jubilado, escritor, analista politico
Esta entrada fue publicada en Pensamiento. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s